Un parque infantil en Las Brisas de La Palomera

  • Ubicación:
    Las Brisas de La Palomera - Caracas
  • Fecha:
    2019
  • Área:
    151m2
  • Equipo:
    Enlace Fundación & Enlace Arquitectura
  • Fotografía:
    Enlace Fundación
  • compartir en

Enlace Arquitectura y la comunidad de Las Brisas en el barrio de La Palomera trabajaron juntos para convertir un espacio utilizado como estacionamiento en un área de juegos para los niños de la comunidad. El sector Las Brisas es el límite sur y el punto más alto de La Palomera. Una cumbre lineal de espacio no construido bordea el vecindario y se usa principalmente para estacionar automóviles, pero también incorpora usos públicos informales como las canchas de bolas criollas y una zona con sillas para personas mayores. El sitio goza de impresionantes vistas hacia la ciudad y la montaña El Ávila, así como un clima templado caracterizado por brisas suaves y constantes.

El trabajo con la comunidad comenzó con varias asambleas donde se discutieron ideas sobre la transformación de un espacio bajo un jabillo existente. La intención era crear un espacio de recreación y reunión para niños y adultos que pudiera aprovechar la sombra del árbol y disfrutar de las vistas. Se llevaron a cabo negociaciones entre vecinos para convencer a los propietarios de automóviles  que estacionaran sus vehículos en otros lugares y permitir que el espacio debajo del árbol se convierta en un lugar de recreación. Una propuesta para redistribuir los vehículos en otros espacios libres ayudó a convencer a los propietarios y se llegó a un acuerdo. Para calmar las preocupaciones de la comunidad con respecto a un profundo barranco justo al lado del lugar, un banco de concreto define el borde y, detrás de él, se sembraron plantas con espinas para disuadir a los niños de jugar allí. La construcción de una estructura metálica hexagonal con múltiples columpios define el espacio y crea una distracción animada para los niños. El paisajismo contempla un pavimento de gravilla y arena lavada y vegetación. El proyecto se pudo realizar gracias a donaciones privadas recibidas por la Fundación Enlace.